Si hay algo que ha caracterizado al empleo en el sector de la informática, son los grandes altibajos que se han producido en los últimos años. Para ver un poco la curva, tendremos que remontarnos en el gran “boom” informatico de finales de los 90 (producido entre otras cosas por Internet). Cuando se crearon muchas empresas dedicadas a la informática y contrataban ya nos sólo a los ingenieros informáticos sino a telecos, industriales e incluso a abogados, cualquier excusa era buena para dedicarse al mundo de los ordenadores. Se pagaban unas cantidades realmente altas por la realización de los proyectos y los márgenes eran desorbitados.

Para que os hagais una idea, por esa fecha a un ingeniero sin experiencia se le pagaba en torno a los 24.000€, Y si tenía suerte con la empresa o con la tecnología con la que trabajaba podía subir su sueldo fácil entre un 50% y un 70% en un año y medio (cosa reservada a unos pocos hoy en día). Saltar de una empresa a otra era una practica común y era muy muy sencillo colocarte en un buen puesto en relativamente poco tiempo.

Pero a partir del año 2000 se produjo el estallido de la “burbuja puntocom”, lo que provocó la quiebra de muchas empresas y muchos reajustes entre las que consiguieron sobrevivir. Todo esto hizo que el mercado laboral diera una vuelta de 180º, los empleados estaban sobrepagados y sobraban puestos de trabajo. Esto hizo que lo que un año antes era la forma más sencilla de crecer profesionalmente, se convirtiese en un mundo lleno de inestabilidad y en el cual sólo “sobrevivían” algunos.

Tras esta crisis, las empresas que aguantaron se tuvieron que reorganizar y sobre todo aprendieron que un crecimiento sostenido, les permitiría afrontar otra posible crisis de una forma más segura, es por ello por lo que los siguientes 4 años (aproximadamente) el mercado de la informática se ha ido recuperando poco a poco, pero siempre de una forma muy escalonada, tanto en sueldo como en puestos de trabajo.

Sólo tenemos que ver que a partir del 2002 el sueldo que se daba al ingeniero sin experiencia había pasado a 18.000€ (un descenso del 25%), y ya no se pegaban por tí, sino que tenías que ir a buscar trabajo. Una vez dentro de la empresa las subidas eran mucho menores, debido al crecimiento sostenido del que hemos hablado anteriormente.

Y llega el 2007 y muchos os preguntareis en que fase estamos ¿verdad?, ahora mismo nos encontramos en una fase de bonanza en la que las empresas vuelven a contratar a un buen ritmo, y sobre todo vuelve a haber movimientos entre las empresas, esto permite que la gente que ha estado un poco estancada en los últimos años pueda progresar a puestos de mayor responsabilidad. La gente va siendo consciente de esto y empieza a poder elegir en qué empresa quiere trabajar y qué tipo de trabajo quiere desempeñar. El sueldo del ingeniero sin experiencia se situa en niveles superiores al de hace 3 años (en torno a los 21.000€)

Hablando con gente que ha estado buscando perfiles para sus empresas o para sus equipos, te comentan lo dificil que es cubrir los puestos ya sea porque piden demasiado sueldo, no quieren moverse de su empresa, o simplemente no se presenta gente adecuada para el perfil. Incluso las empresas hacen que sus propios empleados ejerzan de “head-hunting“, las empresas dan un “incentivo” al empleado que haya pasado el curriculum de una persona que se haya contratado.

¿Os está pasando esto? ¿Notais la mejoría del sector?

Be Sociable, Share!