El viernes salió a la venta el iPhone en USA, y el grupo Apple y el operador telefónico ATT vendieron desde entonces entre 310.000 y 700.000 unidades del iPhone, estimaron analistas financieros, pero ambos grupos ocultan por el momento las cifras.

El analista más optimista, David Bailey, del banco Goldman Sachs, estima que se vendieron unos 700.000 aparatos, mientras la semana pasada había pronosticado unos 350.000.

El analista de la sociedad bursátil Piper Jaffray, Gene Munster, por su parte, estimó ventas por alrededor de 500.000 unidades, cuando inicialmente había vaticinado 200.000, calificando el lanzamiento como un “gran éxito” a pesar de algunos problemas de activación de la línea por parte de algunos consumidores. Munster afirma que en 2009, un tercio de las ventas de Apple deberían provenir del iPhone.

El lanzamiento “superó nuestras expectativas” indicó Elina Galkins, directora de marketing de ATT para el noroeste de Estados Unidos, según declaraciones recogidas por la prensa, y añadió que las existencias se repondrán regularmente. Más prudente, Bill Shope, de JP Morgan Securities, evalúa las ventas del primer fin de semana en 312.000 unidades.

ATT, operador exclusivo del teléfono durante 5 años, también se negó a precisar cuántos abonados suplementarios había obtenido con el iPhone. ATT cuenta actualmente con 62,2 millones de abonados del servicio móvil. Esto representa un 26% del mercado estadounidense, lo que ubica a este grupo como el número uno de Estados Unidos.

El iPhone del grupo Apple, que cuesta entre 499 y 599 dólares (entre 366 y 440 euros), según los modelos, empezó a ser vendido el viernes a las 18h00 en Estados Unidos, precedido por una gran fanfarria mediática. En las grandes tiendas de Apple en Nueva York y San Francisco se formaron largas colas, así como en los puntos de venta de ATT.

Via: la vanguardia

Be Sociable, Share!