La LISI (Ley de Impulso a la Sociedad de la Información), que viene a actualizar a la LSSICE, está siendo igual de polémica al querer poner puertas y cerrojos a la libertad de que se goza en Internet y que lleva a pensar, a veces, que todo vale.

El problema está cuando por proteger los derechos fundamentales de las personas se pueda estar desprotegiendo otros. Esto es, el eterno dilema de la libertad de expresión, donde acaba y donde empieza sin toparse con el derecho a la intimidad y la privacidad y el honor.

Pues bien, la LISI recibió el visto bueno del Congreso y ahora hay que esperar las posibles enmiendas o no del Senado. Ya queda menos para su aprobación.
Fuente

Be Sociable, Share!