Se lee en ADSLAYuda que si bien hasta ahora solo Telefónica asumía la carga de financiar y facilitar este servicio, una de las responsabilidades que le fueron asignadas en la ya lejana privatización, la CMT considera que el mercado ha madurado lo suficiente para que todas las operadoras, o casi todas, deban costear este servicio, y de hecho, lo van a hacer con carácter retroactivo, ya que lo primero que se va a recaudar para el nuevo Fondo Nacional de Servicio Universal, creado al efecto, será destinado a cubrir los gastos generados, en este concepto, durante el periodo comprendido entre 2003 y 2005.

Hasta 31 de diciembre, Telefónica continuará asumiendo las comunicaciones de zonas no rentables, y, después, todo apunta que lo seguirá haciendo, dudamos mucho que surjan voluntarios para esa labor, solo que los gastos generados, al igual que los de los años mencionados, le serán reembolsados por el Fondo, descontando los beneficios intangibles que se derivan de ser la única que garantiza el Servicio Universal, como puede ser la propaganda obtenida al facilitarlo.

Para los años 2003 a 2005, el primer periodo que se quiere liquidar, estos intangibles se han calculado en 126,54 millones de euros, que se descontarán de los 284,2 millones en los que se ha calculado los gastos producidos por la prestación de estos servicios durante esos años.

Actualmente la CMT estudia el procedimiento administrativo que determinará que operadoras deberán contribuir y en que cuantía cada una.

Be Sociable, Share!