Un informe de la empresa de investigación de mercado Gatner habla de unas pérdidas de 3.200 millones de dólares por culpa del phishing en 2007. El informe pone cifras al phishing "tradicional", contabilizando desde agosto de 2006 a agosto de 2007 y centrado en Estados Unidos.

Son 3.6 millones de usuarios los que han perdido los más de 3.000 millones de dólares. En 2006, según el informe, fueron solo 2.3 millones de personas los que se vieron afectados.

La cantidad media estafada por robo serían unos 866 dólares, bastante menos que los 1.244 del año anterior. Sin embargo esto no significa que los atacantes hayan renunciado a mayores ganancias, pues el número de usuarios afectados ha aumentado. Quizás el robo de una cantidad menor  permite que la estafa pase inadvertida en cierta forma para los bancos (nunca para el usuario) e incluso podría reducir la pena en el hipotético (y lamentablemente improbable) caso de que el estafador sea cazado.

Se desprende también del informe que hasta el 64% de los afectados recuperaron el dinero perdido en 2007. Bastante más que en 2006. Pero sin duda lo alarmante es que el ratio de "éxito" de cada ataque ha subido.

Gatner concluye además que durante 2008 y 2009 este tipo de estafas no parará de crecer. Resulta demasiado sencillo y lucrativo para los atacantes.

Si bien el informe se centra en Estados Unidos, en España la situación puede ser parecida. Hispasec ha detectado un repunte de ataques phishing contra entidades bancarias españolas en los últimos meses.  Incluso, de ataques de  phishing con intento de troyanización del sistema.

Más en Hispasec.

Be Sociable, Share!