xperiencias-thumb.pngDe siempre se ha considerado a los programadores (e informáticos en general) como gente un tanto “especial” o frikis, por usar un término muy extendido últimamente.

Aun así podemos encontrarlos con una gran variedad de tipos de programadores que Techrepublic recoge en su blog. ¿Cuál eres tú?

1: Gandalf

El programador Gandalf es y parece un mago. Para el equipo serán afortunados pues su magia les salvará en ocasiones desesperadas pero también deberán soportar sus interminables hazañas e historias sobre lo que son capaces de hacer.

2: El mártir

En otras profesiones se le conoce también como el adicto al trabajo (“workaholic”). Sin embargo el programador mártir no se separa , ni para dormir, de su escritorio, el cual estará lleno de cajas de pizzas. Lo más curioso es que es una decisión propia del mártir, pues nadie le pide que haga en una noche el código de 3 semanas.

3: El fanático

Descubriréis al fanático por su capacidad para contarte todo sobre Bola del Dragon Z o los ultimos juegos que haya de la Playstation 3 o XBox 360. El escritorio del fanático esta lleno de poster y figuritas de juegos, en especial de manga japonés.

4: El viejo rockero

Este programador ya está en sus cuarentaytantos. Con su pelo largo y sus vaqueros desgastados siempre escucha rock. Es un tipo con el que es fácil trabajar, con experiencia … pero que nunca maduró.

5: El Ninja

El Ninja es el MVP del equipo pero nadie lo sabe. Nadie percibe que el Ninja está en la oficina hasta que al comprobar el código te das cuenta de que la ultima actualización de ese modulo que daba errores fue a las 4 AM.

6: El Teórico

El Teórico sabe todo lo que hay que saber sobre programación. Puede pasar horas analizando lo óptimo que es el código o estudiando cómo es ese nuevo lenguaje que ha aparecido. La única pega es que no sabe nada sobre desarrollo de SW y al final se pierde entre teorías  y una tarea de 1 hora puede extenderse a meses. Por ello deberá encargársele tareas muy concretas para casos particulares.

7: El Cowboy

El Cowboy es un poder de la naturaleza que no puede pararse. Suele ser un buen programador, bastante rápido, comparado con la media. Sin embargo, su rapidez se debe a que no realiza ciertas comprobaciones que puedan llevarle tiempo innecesario o comentar el código o compartir información. El cowboy es ideal para esos proyectos que hay que entregar pronto aunque no muy bien.

8: El paracaidista

El paracaidista es ese personaje de las películas de guerra en las que un sólo comando es enviado tras las tropas enemigas para acabar con todos y lo logran. Por tanto el paracaidista es un programador preparado para salvar los proyectos que parece que van a fracasar. Es un programador capaz de entender el problema en cuestión de horas pero no se le puede pedir una dedicación larga en un proyecto.

9: El Mediocre

Por lo general, el medicre o suficientemente bueno es aquel a quien le lleva más tiempo hacer un código sin muchas florituras, pero que al final y al cabo funciona. Y funciona lo suficientemente bien como para mantenerle en el grupo.

10: El Evangelista

El evangelista se caracteriza por querer mejorar todo tu entorno de trabajo (que dará igual como sea el lo cambia). Insistirá en eliminar todas las herramientas  y procesos por algo que considera mejor. Es el opuesto al Teórico: sabe mucho de desarrollo SW pero sabe muy poco de programación. El evangelista es un futuro director de proyecto al que aun le falta experiencia para dar el salto.

Be Sociable, Share!