Es una amenaza de laboratorio pero puede llegar a ser real: investigadores del Centro para Políticas de Información Tecnológica de la Universidad de Princeton (EE.UU.) han constatado cómo los programas de encriptación, cuya misión dentro del ordenador es proteger la información sensible, son fácilmente franqueables, sobre todo en portátiles. Las aplicaciones utilizadas en la investigación son BitLocker de Microsoft, FileVault de Apple y los de código abierto dm-crypt y TrueCrypt.

Más información en Madrimasd

Be Sociable, Share!