Hasta ahora las redes de telefonía fija y móvil han evolucionado por camino separados, debido a los mayores ingresos que ello suponía para las empresas. Sin embargo, los cambios en las costumbres de los usuarios, prefiriendo un solo teléfono GSM, y la reducción de los márgenes de negocio está llevando a ver ambos servicios como uno sólo.  Es lo que se denomina Fixed-Mobile Convergence (FMC) servicios y, que se define por la ITU-T como:

la capacidad de la red de proporcionar servicios y aplicaciones al usuario final sin importar la tecnología de acceso fija o móvil que se esté usando e independientemente de la ubicación del usuario

Esto es, proporcionar servicios, tanto propios de la red fija, como de la red móvil, utilizando para ello un solo terminal o teléfono, el cual tiene la capacidad de cambiar de una red a otra. De tal manera que se puede proporcionar los servicios de telecomunicación, información y/o entretenimiento, con independencia de la ubicación del usuario, la tecnología de acceso (PSTN, ISDN, GSM, UMTS, WiFi,..) y el terminal.

 Los servicios que actualmente se comercializan como FMC, considerados más habituales, son los basados en terminales duales WiFi/celular.  De esta forma, al hacer una llamada en el entorno doméstico se opta por WiFi (sobre conexión de banda ancha que bien puede ser ADSL), y fuera de este entorno se opta por la telefonía celular. Esta solución se presenta con diferentes grados de integración entre fijo y móvil, según haya factura única, o exista facilidad de “handover” entre ambos accesos (que garantice la no interrupción de la llamada iniciada en el hogar cuando el usuario se desplaza fuera del ámbito de cobertura de su red WiFi). Como ejemplo de estos servicios FMC, cabe señalar el ofrecido por Fusion de BT, T-One de YaCom u Orange.

Otro tipo de servicios FMC se basan enteramente en tecnología celular, como única red de acceso. Distingue, sin embargo, una zona delimitada o “Home-zone”, que trata a modo de línea fija virtual en el domicilio, con tarifas equiparables a las del servicio fijo. Fuera de esta zona se aplicarían las tarifas de móvil. En recepción de llamadas se pueden emplear ambos números, fijo o móvil.

Otra forma similar es el “Wireless office”, una solución basada sólo en redes móviles pero en la que el cliente cuenta con dos números, fijo y móvil. Consiste en emplear en la realización de las llamadas el del número móvil, y nunca el geográfico. De esta forma, el número fijo se emplea únicamente en la recepción de llamadas. Es la oferta de Vodafone.

Be Sociable, Share!