Java logo Sun Microsystem ha prometido que por fin eliminará las versiones antiguas del Java Runtime Environment (JRE) que quedan en el sistema cuando se actualiza. Esta incomprensible forma de dejar al usuario la responsabilidad de desinstalar las antiguas versiones ha sido siempre duramente criticada. Hasta ahora, cuando Java se actualiza en un sistema, mantiene la versión anterior en él. Por fin parece que este comportamiento va a cambiar.

El problema está en que se puede mantener, sin saberlo, más de una JRE en su ordenador, cada una con un nivel de seguridad diferente. Cuando se instala por ejemplo una versión JRE6 Update 3, queda la JRE6 Update 2 en el sistema si es que se tenía instalada. Cada una con aproximadamente 120 megas de espacio consumido en el disco, y así sucesivamente. De manera que el usuario queda en una situación insegura: conserva versiones antiguas con fallos de
seguridad en su ordenador aun habiendo instalado a la última versión no vulnerable.

Pero parece que esto ya no será así. Hasta ahora era responsabilidad del  usuario desinstalar las versiones antiguas (si no las necesita, que suele ser lo más habitual) cada vez que actualiza su JRE. En la nueva
JRE6 Update 10 se incluirá una funcionalidad (patch-in-place) que hará que se elimine a sí misma (pero no al resto anterior versiones de JRE que puedan estar instaladas en el sistema) cuando en el futuro, aparezca el Update 11. Algo es algo. Este patch-in-place puede ser deshabilitado para quien necesite versiones muy específicas, pero vendrá activo por
defecto.

Más información en Hispasec y Sun.

Be Sociable, Share!