En los últimos años, la Unión Europea está adoptando importantes medidas de armonización legislativa, acudiendo directamente al instrumento jurídico de los Reglamentos, sobre todo con el objeto de que existan las mismas garantías en todos los estados miembros y se refuerce el mercado interior.

El artículo 288 del TFUE dispone que “El reglamento tendrá un alcance general. Será obligatorio en todos sus elementos y directamente aplicable en cada Estado miembro”.

En la materia que nos ocupa, se han elaborado recientemente dos importantes Reglamentos para el desarrollo y garantía de derechos en la sociedad de la información: el Reglamento 910/2014, sobre identificación electrónica y servicios de confianza, aplicable a partir del 1 de julio de 2016 y, el Reglamento 2016/679 sobre protección de datos, cuya aplicabilidad se retrasará hasta el 25 de mayo de 2018.

Be Sociable, Share!